| contacto | tel. 934-549124

La ciudad de Sassari durante el periodo aragonés

La ciudad de Sassari durante el periodo aragonés la derrota de las repúblicas marítimas de Génova y Pisa, Cerdeña se encontró bajo el control aragonés.

La burguesía de la ciudad de Sassari, que en ese momento era una de las principales ciudades de la isla, creó un vínculo político con la realeza de Aragón, enviando su propia delegación en 1323 y ofreciendo formar parte del Reino de Cerdeña.

La gente de Sassari, sin embargo, no acogió con satisfacción su falta de libertad y autonomía; así que Sassari, con la ayuda de los antiguos aliados genoveses y la poderosa familia Doria de Liguria, se rebeló contra los aragoneses, comenzando las revueltas populares.

Las rebeliones terminaron a favor de los aragoneses y muchos habitantes fueron expulsados ​​de las murallas medievales de la ciudad. Se intentó colonizar el entorno urbano con ciudadanos aragoneses, pero se obtuvieron malos resultados y el proyecto fracasó.

Mientras tanto, Sassari se convirtió en una ciudad real en 1331, un título muy importante aún hoy en día el orgullo de esta ciudad. Además, los aragoneses construyeron un castillo militar en el centro de la ciudad, sede de la Inquisición española, y con el objetivo de defenderse contra las revueltas de los Sassaresi. El castillo fue demolido en 1877, pocos años después de la Unificación de Italia, porque era el símbolo de la opresión no solo político-militar, sino también religiosa, por haber sido la sede de la Inquisición. Algunas partes del castillo, sobre todo los cimientos, se han redescubierto recientemente y actualmente se pueden visitar en la plaza del mismo nombre (Piazza Castello).

Entre los siglos XV y XVI, Sassari experimentó un período de crisis social y económica. La ciudad fue invadida y saqueada repetidamente por ejércitos extranjeros (franceses, españoles y sarracenos). La presencia de piratas árabes en el Mediterráneo convirtió a la costa de Cerdeña en un lugar muy peligroso, lo que contribuyó al empobrecimiento de la economía sarda, basada en el comercio, así como a problemas internos como el hambre y las epidemias.

A finales del siglo XVI, después de años de crisis, Sassari renació culturalmente, centrándose en las artes, la cultura y la literatura, gracias no solo a la introducción de la prensa, sino también, y sobre todo, a la difusión del pensamiento humanista. Por este motivo, en 1562 comenzaron las primeras lecciones universitarias en Sassari, gracias al orden de los Geusitas. A partir de ese año, en pocas décadas, la universidad se expandió y adquirió el nombramiento de la primera Universidad Real de Cerdeña (1617), a instancias de Felipe III, rey de España. Fue la primera universidad en Cerdeña (en Cagliari, la universidad nació en 1607 y se hizo oficial en 1626).

La ciudad fue golpeada por una epidemia de peste en 1582; la población fue diezmada y fueron años muy difíciles para la ciudad, que en parte perdió su papel de ciudad hegemónica en la isla (restaurada en los últimos siglos junto con la ciudad de Cagliari).

La última fase de la dominación española implica años de decadencia para Sassari y para toda Cerdeña en general, dado el mayor interés de la Corona española por la expansión en las Américas. La ciudad, y toda la isla, más tarde pasaron a manos de la Casa de Saboya, que puso a Cerdeña en primer plano y completó la unificación de Italia.

2 Response Comments

  • Francesca  23/05/2019 at 14:57

    Bell’articolo!

  • Dunia  25/05/2019 at 14:07

    Molto interessante!!